¿Quiénes somos?

Pablo Brera

Co-Fundador

Pablo es diseñador de productos, es entusiasta de la tecnología y trabaja con impresoras 3D desde 2014.
Su rol en MARK Robots es el del relacionamiento con el medio, trato con clientes y generación de nuevos negocios.

Gonzalo Gutierrez

Co-Fundador

Gonzalo es ingeniero eléctrico, posee experiencia en la producción de electrónica, diseñando circuitos y programando sistemas embebidos. 
Su rol en MARK Robots es el del diseño de componentes electrónicos y programación.

Fernando Lema

Co-Fundador

Fernando es diseñador, se focaliza en el uso de tecnologías rápidas de fabricación para prototipos y destaca como comunicador visual.
Su rol en MARK Robots es el de diseñador de componentes estructurales y comunicación gráfica.

Sobre MARK Robots

Es un emprendimiento uruguayo, que nace formalmente en 2018 y se dedica al desarrollo y fabricación de kits de robótica educativa.

Pero la historia se remonta un poco más atrás….

La idea surge en 2015 como proyecto, pero es sobre fines de 2016 que comienza a tomar forma…

En ese momento el primo de Pablo, Guille, que estaba participando de competencias de robots, quería hacer algunas piezas específicas para sus proyectos y quería incursionar con otros tipos de sensores que le dieran más opciones. Es allí que aparece Pablo, que estaba estudiando diseño industrial y decidió ayudarlo. Para motivarlo comenzó por regalarle un kit de iniciación de Arduino, que es una plataforma Open Source, había mucha documentación y proyectos, además se podía usar una enorme cantidad de sensores. Pero Arduino es una placa de desarrollo, no tiene un sistema de construcción, como lo tienen productos como LEGO. Aquí es que nace la idea de dar Arduino lo que vimos que le estaba faltando… Un sistema constructivo que mantuviera el espíritu Open Source de Arduino.

La idea inicial era utilizar esta observación para realizar el trabajo de grado para la carrera de diseño industrial. Y en el proceso se incorporó Fernando, compañero de generación en diseño, que estaba trabajando junto a ingenieros, por lo que tenía un perfil adecuado para encarar un proyecto vinculado a la electrónica.

El proceso inició diseñando el sistema constructivo, el cual después de evaluar muchas posibilidades de materiales y procesos, se focalizó en la impresión 3D, porque en ese momento estaba comenzando a aparecer incluso en centros educativos, y notamos que generalmente no se les daba un buen uso. Así que pensamos que si esas personas pudiesen fabricar sus propias piezas para usar en robots, sería algo interesante y le darían un uso práctico a las máquinas que tenían un potencial más grande del que les estaban dando uso.

Luego de algunas pruebas también detectamos que empezar con Arduino llevaba a los usuarios a cometer algunos errores de manera consistente, como conectar mal componentes, cables que se tocaban y terminaban cortocircuitando piezas. Además generalmente pasaban de programar con otros kits con bloques en un nivel de abstracción grande, a usar Procesing de Arduino (derivado de C++) que ya involucra programar de una manera un poco más tradicional. En nuestro entorno vimos a muchos jóvenes motivados en la robótica, abandonarla por completo porque se veían frustrados. Arduino es espectacular, pero necesitaba algo para suavizar un poco la curva de aprendizaje con su plataforma.

Al ver esto se nos ocurrió que quizá el sistema constructivo podría ser parte de un kit para iniciarse en robótica con Arduino sin las frustraciones comunes de los usuarios.

Pero… esto involucraba un desarrollo en electrónica del que no teníamos conocimientos así que encontramos a Guti, que en ese momento trabajaba junto a Fernando como ingeniero en electrónica (“Ingeniero electricista” oficialmente, pero no nos parece adecuado llamarlo así). Con su ayuda nos propusimos conquistar el mundo, ejem… digo desarrollar un kit de electrónica y un sistema constructivo que permitiese a jóvenes iniciarse en el campo de la robótica, la premisa era clara….

Comenzamos a trabajar en ello y luego de pasar por muchas cosas, entre ellas 3 cambios grandes en el diseño del kit. Aquí es donde vimos la oportunidad de probar el camino de “emprender” e intentar hacer de esto un negocio. Conseguimos ayuda y nos vinculamos al ecosistema emprendedor de nuestro país. Con ayuda de Fundación Ricaldoni y de la Agencia Nacional de Innovación e Investigación, nos propusimos validar nuestra idea y pensamos que lo mejor sería conseguir la opinión de referentes del campo de la robótica para conseguir su opinión sobre la idea. Para eso era necesario verlo, tocarlo y usarlo, por eso decidimos fabricar 25 kits y enviarselos. Uno de los referentes era Arduino mismo y en 2017 enviamos un mail suicida para conocer si les interesaba ver la propuesta. Para nuestra sorpresa nos contestó David Cuartielles uno de sus fundadores y quien está encargado de la división de educación de la empresa, además hablaba en español, esto pintaba muy bien…

La validación fue exitosa, pero hubieron varios comentarios respecto al kit y nos dedicamos a re-diseñarlo para atender todas estas necesidades. El resultado fue MARK UNO, con quién salimos a la aventura ofrecerlo como herramienta educativa. Nos vinculamos con el ambiente de la educación en nuestro país y lo hicimos nuevamente con la ayuda de la Agencia Nacional de Innovación e Investigación, a la cual ahora sumamos la incubadora Ingenio. En el proceso comenzamos a desentrañar el contexto en el cual realmente se utilizaban los robots y quienes eran todos sus actores (no estaban todos los que imaginamos y vimos inicialmente). Conocimos a empresas y personas muy apasionadas por el sector educativo, conocimos a jóvenes que viajan a la NASA y que compiten internacionalmente en robótica, que aprenden del hacer y lo hacen compartiendo, en equipo… Nos parece que esta es la mejor manera de aprender y de permanecer motivados, queremos que no sólo sea una actividad extracurricular como lo es generalmente, queremos que esa misma energía se extienda aún más.

|

Al día de hoy seguimos diseñando,
seguimos cambiando y descubriendo gente.
Al día de hoy es nuestro trabajo «inventado»
y queremos que así lo siga siendo.

Equipo de MARK Robots

Hablemos…

Si llegaste hasta aquí, si que tenías ganás de conocer más sobre MARK Robots.
Sientete libre de contactarnos por lo que sea.

Av.Italia 6201
Los Naranjos – Oficina 22
Montevideo, Uruguay

Correo electrónico
info@markrobots.cc
Pregunta a MARK por WhatsApp
+598 99 456 258

Ir a la barra de herramientas